¿Quieres potenciar la Inteligencia Emocional de tu hija/o?

Si estás leyendo ahora es porque tu respuesta al titular es afirmativa y/o eres una persona curiosa, con ganas de aprender. En ambos casos, me parece ¡GENIAL! (comenzamos compartiendo elementos en común)

Entendiendo el concepto de Inteligencia Emocional, desde el modelo de John Mayer y Peter Salovey (1997), como “la habilidad de una persona para percibir, valorar, expresar, comprender y regular emociones, propias y ajenas con exactitud, usándolas para un razonamiento más efectivo de las mismas, se promueve un crecimiento emocional-intelectual”.

Te pregunto: ¿Cuántas veces al día tienes: pensamientos, emociones, sentimientos, reacciones… en los que deseas obtener resultados positivos en tu vida: personal, profesional, económica, social, emocional…?

Estoy segura que más de uno.

Ahora bien, te vuelvo a cuestionar: ¿Cuántos de esos pensamientos, emociones, sentimientos, reacciones… has puesto en práctica o intentado cambiar (para mejor) a lo largo del día?

Probablemente pocos.

¿Qué quiero transmitirte con tales interrogantes?

1º Sé consciente de ti.

2º No basta con desear, imaginar, pensar… Hay que actuar.

Aquí es donde tiene lugar la Proactividad. Ser una persona proactiva, que “toma activamente el control y decide qué hacer en cada momento” (definición establecida en la RAE) Quiere decir, alguien que se conoce de forma intrapersonal, gestiona sus emociones, evitando dejarse llevar por las mismas (como hojas de otoño arrastradas por viento huracanado)

El ser humano tiene la (fea) costumbre de solicitar hechos beneficiosos para sí, con la intención de que la divinidad se lo aporte, es decir, sin mover su propio esqueleto o recursos cognitivos. Quiere que su estilo de vida cambie pero no se siente capaz de modificarlo él mismo. Al igual que nadie puede alimentarse por ti, nadie puede cambiar tu vida por ti.

Por tanto, volvamos al título de este escrito: ¿Quieres potenciar la Inteligencia Emocional de tu hija/o? En primer lugar, debemos contemplar desde qué nivel de Inteligencia Emocional se parte. Respóndete: ¿Cuándo fue la última vez que…?

  1. Expresaste emociones positivas delante de ella/él.
  2. Hablaste, apropiadamente, de tus emociones negativas con ella/él.
  3. Le animaste a terminar una tarea.
  4. Participaste, activamente, dentro y fuera de casa con ella/él.
  5. Conversaste sobre: las actividades/deportes que practica, (video)juegos/música… que le gusta.
  6. Dialogaste acerca de sus amigas/os (su relación con ellas/os).

Quizás estés pensando: ¡Qué cantidad de preguntas!, sin embargo, ellas tienen su función, la de plantear si nuestro día a día es llevado a cabo con proactividad o, por el contrario, somos pollos sin cabeza que corren hacia ninguna dirección.

Tu hija/o, desde el minuto 1 de su nacimiento, está en constante proceso de aprendizaje, seas o no consciente de cada palabra-acto, que realices ante ella/él. De ahí, la importancia del autoconocimiento para el posterior conocimiento mutuo y potenciación de virtudes.

Para finalizar, una última cuestión: ¿Qué vas a hacer hoy para ser consciente de ti y de los que te rodean así como ser más proactiva/o?

¡No olvides comentar!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close